2015 llegó obligándonos a poner el grito en el cielo por los altos e inéditos niveles de contaminación mundial alcanzados y, lamentablemente, se marchó de la misma forma o aún peor. Aunque aún muchos no quieran reconocerlo, el medio ambiente está más presente que nunca y cada día pide más a gritos nuestra ayuda.

2016 no comenzó muy diferente al año anterior. Pero, como recién comienza, es aún aquel nuevo ciclo en el cual podemos poner todo de nuestra parte para ser mejores, eliminar nuestros malos hábitos y plantearnos nuevos propósitos verdes y compromisos que pueden involucrar también a nuestra Madre Tierra.

Entre esa larga lista de propósitos tipo “hacer más ejercicio”, “no dejar la dieta” o “leer un libro cada semana”, no olvides agregar metas que estén orientadas a reducir tu impacto ambiental, los llamados propósitos verdes. Recuerda que cada vez somos más personas en el planeta y, debido a la creciente demanda y al consumismo desenfrenado, estamos acabando con nuestro hogar sin siquiera darnos cuenta. Es momento de abrir los ojos y considerar que cada una de nuestras acciones tiene un impacto ambiental y solo en nuestras manos está la posibilidad de reducirlo en beneficio para todos.

Con ello en mente te proponemos algunos propósitos para que los añadas a tu lista y que en este 2016 tengas una vida más verde y en armonía con la naturaleza:

1. Usar el Transporte Público:

transporte-publico

Aunque los gobiernos tienen la obligación de tomar medidas para reducir los altos niveles de contaminación que se ven a diario en los cielos, no está de más que comiences a utilizar –o a utilizar más- el transporte público. Si la distancia y el tiempo lo permiten, no dudes en dejar el auto estacionado y utilizar el metro o el autobús. Con ello ayudarás a reducir la huella de carbono, alargarás la vida útil de tu vehículo y, si el clima es bueno, hasta puedes mejorar tu forma física yendo en bicicleta.

2. Comprar en Comercios Locales:

comercios-locales

Las fiestas de Navidad y Fin de Año terminaron ya y, con ellas, las enormes compras para preparar las cenas y comidas de rigor. Sin embargo, como lo de comer y cenar lo haces todo el año, ¿qué tal si en este 2016 te animas a comprar los productos en comercios locales y orgánicos? Ayudarás así a reducir la huella de carbono, promocionarás un consumo responsable y solidario con el medio ambiente y, casi con toda seguridad, comerás más sano.

3. Reciclar:

reciclar

Parecería absurdo repetirlo año tras año, pero, a día de hoy, todavía hay personas que o bien no saben cómo reciclar correctamente, o no lo hacen por estar mal informados. El reciclaje trae consigo no solo beneficios ambientales, sino también económicos y sociales.

 

4. Apostar por la Eficiencia Energética:

eficiencia-energetica

Tanto empresas como particulares pueden ayudar en la conservación del medio ambiente aplicando medidas energéticas en sus centros u hogares. Las más sencillas –y que notarás en tus facturas- son sustituir las bombillas por luces Led, y adquirir aparatos eléctricos con al menos una clasificación A, que tienen un gasto tres veces inferior a la G. Sin embargo, existen muchas formas de ser más eficientes que puedes encontrar por la red.

 

5. Tener en cuenta a los Animales:

no-compres-adopta

No hace falta decirlo pero es obvio que los animales forman parte del medio ambiente, por lo que su cuidado también implica el cuidado y la mejora de nuestro planeta. Te proponemos, además, meterte en la cabeza dos frases: “no compres, adopta”; y “cruelty free”.

 

6. Evitar el desperdicio de los Alimentos:

desperdicio de comida

Somos tantos en la Tierra y, mientras algunos tienen la fortuna de tener acceso a alimentos, otros carecen casi por completo de ellos. Comienza a hacer el cambio evitando su desperdicio, compartiendo los recursos con los demás.

 

7. Cuidar el Agua:

agua

Cuida el agua que utilizas en tus actividades diarias. Cada vez que abres un grifo piensa en aquellos que tienen que caminar varios kilómetros para acarrear una cubeta de agua. Si te bañas en solo cinco minutos, o cambias tus hábitos de lavado, ahorrarás este preciado líquido.

 

8. Apostar por los Productos Naturales:

elementos-de-spa-bio_1015-214

No importa si es un limpiador, un maquillaje, un tratamiento, ¡lo que sea!... lo natural siempre es lo mejor y te ayuda a ahorrar dinero y a evitar químicos y productos procesados que a la larga te hacen más daño que beneficio.

 

9. Iniciar tu Huerto Casero:

huerto casero

Disfruta de los beneficios de tener un huerto, desde el tiempo de calidad que pasas con tus plantitas hasta que las cosechas para preparar deliciosos platillos.

 

10. Educar

educacion

No hay nada más importante que educar. Si quieres adquirir nuevos ‘hábitos verdes’, ser más eficiente y cuidar el planeta, debes empezar por educarte (o concientizarte) en temas medioambientales. Nunca es tarde para comenzar, y si puedes demostrárselo a otros mejor; ¡y siempre puedes aprender más!

 

Estas acciones pueden parecerte insignificantes, sin embargo recuerda que las acciones domésticas y locales tienen efectos globales. Y no lo olvides: cuantos más sean los que se sumen a esta causa, más impacto positivo generarán en el medio ambiente.

 

* Con información de Conciencia Eco y Oxfam México

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza