Li Ka-Shing es el hombre más rico de Asia con una fortuna cercana a los 32 mil millones de dólares, tiene inversiones en bienes raíces, comercio, puertos y energía; luego de una vida llena de éxito y experiencia, él te explica cómo invertir tu salario para lograr tus objetivos.

Si tu aspiración es conseguir éxito financiero, nada mejor que hacerle caso a los consejos de Li Ka-Shing.

Imagina que tienes un salario mensual de 320 dólares (el monto es indiferente), el cual es tu sustento y utilizas para vivir a tu manera. Ahora bien, a partir de este instante, cada pago que recibirás será redistribuido e invertido de la siguiente manera:

Fondo 1: 90 dólares [30%]

Fondo 2: 65 dólares [20%]

Fondo 3: 50 dólares [15%]

Fondo 4: 35 dólares [10%]

Fondo 5: 80 dólares [25%]

 

El Fondo 1 (90 dólares) será para gastos de manutención:

Debes utilizarlo para subsistir. La realidad es que será una forma bastante sencilla de vivir donde solo puedes gastar menos de cinco dólares cada día. Por ejemplo:

Un desayuno diario compuesto por cereal, un huevo y un vaso de leche. Para almorzar puedes tener algo sencillo, acompáñalo de un snack y una fruta. Finalmente, para la comida, ve a tu cocina y prepara tus propios alimentos, los cuales pueden ser algunos vegetales, proteína y harinas.

Mensualmente tu alimentación debe costar entre 80 y 95 dólares; no te preocupes, siendo joven tu cuerpo no tendrá ningún problema con este tipo de alimentación por algún tiempo.

 

El Fondo 2 (65 dólares) será para hacer amigos:

Lo usarás básicamente para hacer amigos y ampliar tu círculo de amistades y conocidos.

Separa entre 20 y 25 dólares para pagar tu plan móvil, el resto del dinero debes invertirlo para invitar a dos amigos a almorzar cada mes.

¿A quién debes invitar a almorzar?

Siempre recuerda invitar a personas que sean más inteligentes que tú, que sean más ricos que tú o que te hayan ayudado en tu carrera. Asegúrate de hacer esto cada mes, con seguridad que luego de un año tu círculo de amigos habrá generado un inmenso valor para ti. Tu reputación, influencia y valor agregado serán claramente reconocidos, además, estarás proyectando una imagen de generosidad.

 

El Fondo 3 (50 dólares) será para aprender:

Mensualmente debes invertir entre 10 y 20 dólares en libros. Sí, libros. Sé consciente que no tienes mucho dinero y que debes invertir en tu aprendizaje. Cuando compres un libro, léelo con atención y aprende todas las estrategias que están siendo compartidas contigo a través de estas páginas.

Cada libro que pase por tus manos agrégalo a tu lenguaje para narrar alguna historia, no olvides que compartir con otros tus experiencias y conocimientos puede mejorar tu credibilidad y afinidad.

El resto de dinero inviértelo en algún curso de entrenamiento, capacitación, mejoramiento, lo que sea...

A medida que vayas ganando más dinero o tengas lo suficientemente ahorrado, participa en cursos mucho más avanzados.

Cada vez que participas en cursos de alto rendimiento, no solo estás adquiriendo nuevos conocimientos sino que estás relacionándote con personas que comparten tus ideas y que no serían tan fáciles de acceder de algún otro modo.

 

El Fondo 4 (35 dólares) será para viajar al extranjero:

Prémiate con un viaje al extranjero una vez al año, esto te permitirá seguir creciendo en tu experiencia de vida, y por favor, quédate en hostales y ahorra dinero. En pocos años habrás recorrido una gran cantidad de países y adquirido nuevos conocimientos y sabiduría, la cual podrás utilizar para mantenerte enfocado y sentir pasión por tu trabajo.

 

El Fondo 5 (80 dólares) será para invertir:

Ahorra 80 dólares en tu cuenta bancaria y hazlos crecer como si fuera el capital para tu primer idea de negocio.

Invierte tu dinero en negocios pequeños, es una buena opción ya que estos son los más seguros; visita por ejemplo tiendas  mayoristas y mira qué puedes vender, si pierdes dinero no habrán perdidas considerables.

Sin embargo, si logras generar utilidades esto aumentará tu confianza y coraje para seguir emprendiendo con la experiencia necesaria para gestionar tu propio negocio.

Si puedes ahorrar y ganar más, podrás invertir en activos y planes de largo plazo que te brindarán seguridad a ti y tus allegados. Así que, independientemente de lo que suceda con tu trabajo, siempre tendrás unos fondos suficientes para asegurar que tu calidad de vida no se vea afectada.

 

Ahora, si luego de luchar durante un año sigues ganando los mismos 320 dólares mensuales esto significa que no has crecido para nada como persona, como profesional y mucho menos como emprendedor, algo que debería avergonzarte.

Si tu salario incrementó a $480 (50%) deberás seguir trabajando duro, esto implica conseguir un trabajo de medio tiempo, preferiblemente relacionado con las ventas.

Vender es todo un reto, pero es la forma más fácil y rápida de adquirir la sabiduría y experiencia de venderte a ti mismo, habilidad indispensable para tu vida, sobretodo, si decides emprender.

Todos los emprendedores deben ser vendedores, deben tener la habilidad de vender sus sueños, ideas y visiones.

 

 

⇒ Con información de Soy Espiritual

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>