Desde el sur de la Sierra de la Macarena, en la selva de Colombia, bajan diversas corrientes de agua como Caño Indio, Caño Yarumales, Caño Canoas, entre otras… Y pese a lo remoto y escabroso de la región, una de ellas comienza a dejar el anonimato para despertar la admiración mundial: Caño Cristales es su nombre, y muchos lo llaman ya ‘el río más hermoso del mundo’.

Conocido también como ‘el río de los cinco colores’, es una prácticamente desconocida maravilla de la naturaleza que serpentea entre las rocas y la selva como una sucesión de cascadas, rápidos y pocetas, destacándose por su agua cristalina que permite apreciar perfectamente el lecho multicolor carente de peces que lo caracteriza.

Pero, si es tan hermoso, ¿por qué prácticamente no se conoce este lugar? La razón es tan simple como dolorosa: durante muchísimos años La Macarena fue una zona de cultivo de la mata de coca y estuvo controlada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, la triste y mundialmente conocida como la guerrilla de las FARC.

Aquello generó muchos problemas sociales y de seguridad en esta región, imposibilitando los viajes. Visitarla en aquella época era extremadamente peligroso pero, afortunadamente, hoy en día la Sierra de La Macarena están militarizada y controlada por el Ejército colombiano que garantiza la seguridad en la zona y la presencia de turistas de cualquier nacionalidad.

También llamado ‘el río que se escapó del Paraíso’, Caño Cristales fue dado a conocer por el fotógrafo, periodista y explorador colombiano Andrés Hurtado García, cuyas fotografías de este increíble lugar fueron publicadas no hace mucho y promocionadas en todo el planeta.

La razón del escandaloso color de sus aguas (amarillo, azul, negro, rojo y verde), seguro ya lo habrás adivinado, es la presencia y combinación de algas de diferentes tonalidades que dan esa apariencia de arcoíris al río y generan aquel apelativo de ‘río de los cinco colores’.

La temporada ideal para conocerlo comienza en Junio y termina en Noviembre, que es la época de lluvias en la región. Entre Diciembre y Mayo el caudal del río baja y se seca, y el acceso al caudal está prohibido ya que es cuando las algas que le dan ese aspecto mágico y lo llenan de colores se encuentran en su período reproductivo.

En la selva colombiana se llaman caños a los ríos de menor longitud y anchura, comparados con gigantes como el Amazonas, el Gaviare, el Caquetá o el Putumayo. Caño Cristales, por el contrario, no es ni muy largo ni muy caudaloso y no alcanza los 100 kilómetros de longitud ni sobrepasa los 20 metros de ancho, razón por la cual los lugareños lo llaman “Caño”.

Después de desprenderse de la parte sur de la Sierra de la Macarena sus aguas multicolores corren hacia el oriente, hasta rendirse en el río Guayabero, donde pierden todos sus colores característicos.

Disfruta de la belleza de Caño Cristales en la siguiente panorámica de 360 grados, y si deseas conocer un poco más no dejes de chequear la galería de fotos y video que encontrarás debajo de ella:

 

 

Fotografía Caño Cristales: por Mario Carvajal (cc) 2012

 

 

 

* Con información y material multimedia de Alóngate, Caño Cristales y Mario Carvajal

 

 

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza