“¿A qué le temes?”...
“¿Qué es lo que más amas?”...
“¿Qué te hace reír?”...
“¿Qué llevas en el bolsillo?”...

Cuatro preguntas. Cuatro preguntas y una fecha: sábado 24 de Julio de 2010… Ese día y gracias a aquellas sencillas interrogantes nuestro planeta se convirtió en un poema. En una oda a la vida, a la Tierra, y a sus miles de millones de diferentes formas de vida que le dan vida. A sus claros y sus oscuros, a su imponencia pero también a sus detalles más sutiles y mínimos.

Life in a day, o La Vida en un Día como se la llamó en español, es una película documental –y experimental- producida por la plataforma de videos YouTube y Ridley Scott y dirigida por el realizador británico Kevin Macdonald, con el apoyo de la compañía surcoreana LG.

Sin embargo, no es una cinta cualquiera. Fue hecha con la contribución de más de 82 mil personas de 192 países que aceptaron el reto de la red social: documentar en video fragmentos de su vida durante las 24 horas que comprendieron el sábado 24 de Julio de 2010. El material fue posteriormente subido en un canal especialmente creado para este fin por el popular portal.

El resultado final fue más 4.500 horas de grabación. De ellas se seleccionó diez horas con el mejor material, de donde finalmente salieron los 94 minutos y 57 segundos que conforman la película estrenada en 2011, en el prestigioso festival de cine independiente de Sundance. Y si bien constituye el primer trabajo audiovisual realizado en el mundo bajo esta modalidad, se distingue por sobre todo por ser un homenaje a la Tierra. Y a la vida.

La cinta permite lo imposible: asomarse a más 82 mil puntos de vistas diferentes y a las distintas perspectivas de gente que vive alrededor del mundo. Atestiguar instantes únicos como la primera afeitada de un adolescente, el comienzo de la jornada diaria de un pastor de ovejas en Ucrania, el magnético canto de tres mujeres en Angola mientras machacan el maíz que se convertirá en su alimento, o como un joven estadounidense le revela a su abuela su homosexualidad.

También ser privilegiados testigos de momentos intensamente emocionales como el que muestra a una pareja de avanzada edad demostrándose su amor y enumerando sus actos sucios mientras celebra sus votos matrimoniales, la difícil situación de una familia lidiando con la mastectomía de la esposa, la estimulante caída libre de un paracaidista, el dolor de un hombre en su lecho de muerte, y hasta la perturbadora forma en que matan a una vaca en un camal.

La vida en un día es mucho más que una película, o que un honesto homenaje a la vida y el planeta. Es un legado para las futuras generaciones. Es una verdadera cápsula del actual tiempo de la Tierra, del amor y la alegría, pero también de sus tragedias. Es un maravilloso homenaje a la Pachamama, perfecto para ser visto en este Día Internacional de la Madre Tierra.

Si esta cinta se volviera a hacer después de uno o dos siglos, ¿cómo sería la Tierra?... ¿Cómo sería un día en la vida de ese planeta?... ¿Cuáles serían las respuestas?...

“¿A qué le temes?”...
“¿Qué es lo que más amas?”...
“¿Qué te hace reír?”...
“¿Qué llevas en el bolsillo?”...

 

Denisse Espinoza

Denisse Espinoza

Amante de la naturaleza, la familia, los viajes y las tradiciones de los pueblos originarios. Comunicadora social, Web Master y Community Manager de IntiNetwork, busca encontrar su camino a través de los distintos senderos que el Universo le tiene preparado...
Denisse Espinoza

Deja un comentario

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>