Te lo explicamos con gran detalle en los artículos que publicamos este lunes y el viernes anterior: si tu objetivo es mantenerte saludable, las bebidas gaseosas o refrescos son de aquellas cosas que debes tener muy lejos de ti. Entonces surge la pregunta que muchos ya nos han hecho por diferentes vías: ¿qué bebo entonces?

Afortunadamente, la naturaleza te ofrece una serie de opciones naturales para reemplazarlas de una forma segura, nutritiva y deliciosa. A continuación te presentamos una infografía con algunas alternativas para que las disfrutes y mejores tu salud y, debajo de ella, te ofrecemos más detalles de cada recomendación:

 

 

infografía gaseosa

 

Agua Mineral:

El agua mineral, como su nombre lo indica, cumple la función de mineralizar el organismo por su alto contenido de sodio, magnesio, calcio, hierro, potasio, bicarbonato, sulfatos, entre otros minerales importantes.

Sin embargo, debes tener presente que aquello ocurre solo cuando el agua mineral es natural, es decir cuando proviene de una fuente o manantial. Parece una obviedad pero no lo es. De ahora en adelante te invitamos a fijarte en los ingredientes que aparecen en la etiqueta nutricional, pues debes saber que si lees que “contiene agua mineralizada” se trata entonces de agua gasificada y mineralizada artificialmente, sin ninguno de los beneficios de esta bebida considerada medicinal por los antiguos griegos.

* Es importante no abusar de su consumo y no es recomendada para personas con gastritis o ulceras gástricas.

sparkling-water

Agua de Coco:

En las zonas tropicales de América Latina, donde la temperatura es elevada, la sabia Madre Tierra se encargó de poner a tu disposición todo lo que tu cuerpo necesita, y uno de sus regalos más valiosos es el delicioso coco.

Además de ser súper económica en los lugares donde se produce, el Agua de Coco es la bebida perfecta para hidratar el organismo por su contenido rico en vitaminas y minerales, entre ellos el cobre, zinc, ácido fólico, fósforo, potasio, vitamina E y las vitaminas del grupo B.

Esta bebida es también un excelente diurético que mantiene la salud de los riñones y vías urinarias, favorece la desintoxicación del organismo y equilibra los electrolitos, por lo que incluso puede tomarse en caso de resaca.

 

agua de coco

Zumos y Jugos de Frutas:

Las frutas son alimentos que llenan de colores, sabores y frescura la vida. Nada puede igualar a una sandía en un día soleado, o el típico jugo de naranja que tomamos desde niños. En cada región se encuentran diferentes tipos de frutas por lo que consumir aquellas de producción local es lo más recomendable. Además, es importante fijarse si son de estación ya que así estarás además siguiendo los ciclos naturales de la tierra.

¿Quieres que tus Jugos y Zumos de Frutas sean aún más saludables? Entonces…

  • ¡No adiciones azúcar! Si deseas endulzarlos un poco más utiliza un endulzante más saludable como la panela orgánica, hojitas de stevia, o sirope de penco.
  • Añade una cucharada de superalimentos para mejorar su calidad nutricional: chía, maca, máchica, pinol, etc.
  • No mezcles frutas dulces y ácidas. Lo óptimo es utilizar una sola fruta, pero si decides mezclar el secreto es: dulce + dulce, o ácida + ácida.

 

jugos-1

Aguas Aromáticas y Té:

Las llamadas ‘agüitas aromáticas’ son parte de la cultura alimentaria a lo largo de todo el continente. Este tipo de bebida no solo ayuda a refrescarte sino que además posee verdaderas propiedades medicinales que favorecen la prevención y curación de diversos síntomas y enfermedades. Según el tipo de planta que elijas puedes obtener beneficios como hidratación, relajación, mitigación de un dolor específico, ayuda para conciliar el sueño, etc.

Como plus, al igual que el té, las aguas aromáticas aportan gran cantidad de antioxidantes que protegen las células de la oxidación celular. El té por su contenido de teína es una fuente de energía más suave que el café.

 

te

Leches Vegetales:

Cada vez más populares por sus efectos positivos en el organismo, no contienen lactosa ni colesterol, y la mayoría son de bajo contenido calórico, fáciles de asimilar y digerir, por lo que son indicadas para todos los grupos etarios, sobretodo para quienes padecen problemas de intolerancia a la lactosa o alergia a las proteínas de la leche, enfermedades metabólicas ligadas al consumo excesivo de grasas saturadas como hipercolesterolemia, hígado graso, triglicéridos elevados, enfermedades cardiovasculares, etc.

Es recomendable consumir aquellas que no tengan azúcar adicionada y, lo mejor de todo, es que también las puedes preparar fácilmente en casa.

Sojamilch

Smoothies:

¡Los Smoothies o Batidos son la nueva revolución! Se hacen con leche (si es vegetal mucho mejor, prueba con la de almendras, avena, arroz, quinua, etc.), fruta, hojas verdes o vegetales, endulzantes (también te recomendamos los naturales) y superalimentos, por lo que se puede afirmar que constituyen una bebida equilibrada nutricionalmente, muy aconsejable para niños y adultos que buscan una fuente de energía completa.

Aportan grasas de buena calidad, proteínas, fitoquímicos y fibra vegetal, clorofila, vitaminas y minerales, además que combinados adecuadamente resultan deliciosos.

 

berry-smoothie

Bebidas Fermentadas:

Han sido parte de todas las culturas ancestrales del planeta. En Ecuador, por ejemplo, existe la chicha que cambia según la región: en la Sierra se realiza a base de 7 tipos de maíz y se la conoce como ‘Chicha de Jora’, mientras que en el Oriente se utiliza la yuca como base.

Actualmente es posible realizar bebidas fermentadas a base de frutas como el kvass de frutas, o con ‘iniciadores’ como los hongos tibetanos o kéfir de agua, y la famosa kombucha.

kvass

Jugos Verdes:

Son extractos de frutas y vegetales que ayudan a mejorar la salud general de las personas al alcalinizar la sangre y favorecer los procesos de desintoxicación. Usando la imaginación es posible obtener mezclas realmente deliciosas y nada sería más sano que consumirlas como una agradable forma de refrescarte.

 

greenjuice

 

 

Andrea Tinoco

Andrea Tinoco

Nutricionista de profesión, defensora de la alimentación natural, amante de la vida y de la Tierra, le gusta probar nuevos sabores, aprender sobre culturas ancestrales y conocer lugares diferentes. Cree firmemente que la alimentación puede ayudar a la humanidad a expandir la consciencia y cambiar un modelo de producción a través de los hábitos de consumo.
Andrea Tinoco